El SL más innovador y potente de todos los tiempos: el nuevo Mercedes-AMG SL 63 S E PERFORMANCE

El nuevo Mercedes-AMG SL 63 S E PERFORMANCE

  • Con propulsión híbrida E PERFORMANCE, 600 kW (816 CV) de potencia y hasta 1.420 Nm de par motor
  • Estabilización antivuelco, tracción total, dirección en el eje trasero y sistema de frenos cerámicos compuestos de alto rendimiento de serie
  • Amplias posibilidades de personalización, incluido el programa MANUFAKTUR

Mercedes-AMG corona la serie SL con el nuevo SL 63 S E PERFORMANCE (consumo de combustible combinado 7,7 l/100 km; consumo de energía combinado 11,5 kWh/100 km; emisiones de CO2 combinadas 175 g/km1). El motor V8 biturbo de 4.0 litros y la unidad de propulsión eléctrica AMG producen conjuntamente una potencia de 600 kW (816 CV) y un par motor máximo de hasta 1.420 Nm. Esto convierte al nuevo modelo en el SL más potente de todos los tiempos. Y ya es la quinta serie con la tecnología híbrida E PERFORMANCE específica de AMG. La respuesta inmediata del propulsor eléctrico, la consistente entrega de par y la entrega lineal de potencia permiten una experiencia de conducción impresionante. La aceleración de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y la velocidad máxima de 317 km/h subrayan su apariencia segura. Sistemas como el tren de rodaje AMG ACTIVE RIDE CONTROL con estabilización activa del balanceo y la dirección activa del eje trasero garantizan un amplio equilibrio entre confort y dinámica de conducción.

“El SL siempre ha sido un icono de Mercedes-Benz. La última versión del legendario roadster traslada este estatus al futuro. En primer lugar está el nuevo SL 63 S E PERFORMANCE, que, con su innovadora tecnología, es el miembro más potente de la familia SL. Con este concepto único, ofrecemos a nuestros clientes no sólo un rendimiento superior, sino también la opción de conducción totalmente eléctrica. Las amplias opciones de equipamiento y los materiales de alta calidad utilizados también hacen del SL uno de los roadsters más exclusivos del mercado: un auténtico coche de ensueño.”
Michael Schiebe, Consejero Delegado de Mercedes-AMG GmbH y Director de las unidades de negocio Mercedes Benz Clase G y Mercedes-Maybach

E PERFORMANCE: Motor de combustión en la parte delantera, motor eléctrico en la parte trasera

En el SL 63 S E PERFORMANCE, el motor biturbo AMG V8 de 4.0 litros situado en el eje delantero se combina también con una unidad de propulsión eléctrica en el eje trasero. Integra un motor eléctrico síncrono de 150 kW (204 CV) y excitación permanente con un cambio de dos velocidades de conmutación eléctrica y un diferencial mecánico de deslizamiento limitado en el eje trasero. La batería ligera de alto rendimiento también está situada en la parte trasera, encima del eje trasero. Este diseño compacto ofrece numerosas ventajas. El motor eléctrico actúa directamente sobre el eje trasero y, por tanto, puede convertir su potencia más directamente en propulsión. Esto proporciona un impulso extra al arrancar, acelerar o adelantar. A medida que aumenta el deslizamiento sobre el eje trasero, la fuerza motriz del motor eléctrico también se transfiere a las ruedas delanteras según sea necesario. La conexión mecánica de la tracción total completamente variable AMG Performance 4MATIC+ se hace posible a través del árbol cardán y los ejes de transmisión de las ruedas delanteras. El posicionamiento en el eje trasero mejora la distribución del peso y la carga por eje en el vehículo y constituye así la base de una maniobrabilidad impresionante.

Inspirada en la Fórmula 1™, desarrollada en Affalterbach: la batería AMG High Performance

El desarrollo del sistema de almacenamiento de energía de iones de litio se inspira en tecnologías probadas en los monoplazas híbridos de Fórmula 1™ del equipo Mercedes-AMG Petronas F1 Team. La batería AMG High Performance ofrece una gran potencia para aumentar el rendimiento general del SL Roadster. A esto hay que añadir una rápida obtención de energía y la alta densidad de potencia. La batería de alto rendimiento ofrece una capacidad de 6,1 kWh, 70 kW de potencia continua y 150 kW de potencia máxima. La carga con corriente alterna se puede realizar a través del cargador de a bordo de 3,7 kW equipado en una estación de carga, un wallbox o un enchufe doméstico. La batería está diseñada para suministrar y consumir energía con rapidez y no para ofrecer la mayor autonomía posible. No obstante, la autonomía eléctrica de 13 kilómetros permite un radio de acción práctico.

La base del alto rendimiento de la batería AMG de 400 voltios es la innovadora refrigeración directa: un refrigerante de alta tecnología fluye alrededor de las 560 celdas y las enfría individualmente. Cada batería necesita una temperatura definida para suministrar una potencia óptima. Si el dispositivo de almacenamiento de energía se enfría o se calienta demasiado, pierde temporalmente una potencia apreciable o debe reducirse para no sufrir daños si la temperatura es demasiado alta. Por tanto, un control uniforme de la temperatura de la batería influye decisivamente en su rendimiento, vida útil y seguridad.

Estrategia de funcionamiento: energía eléctrica siempre disponible

La estrategia básica de funcionamiento deriva del propulsor híbrido del coche de carreras de Fórmula 1 Mercedes-AMG Petronas. Al igual que en la máxima categoría del automovilismo de competición, la máxima propulsión está siempre disponible cuando el conductor la necesita, por ejemplo, para poder acelerar con fuerza a la salida de las curvas o al adelantar. La potencia eléctrica siempre puede utilizarse con frecuencia gracias a su alto rendimiento de recuperación y a la recarga en función de las necesidades. El concepto de batería independiente permite un compromiso óptimo entre la máxima dinámica de conducción y la eficiencia. Todos los componentes están perfectamente coordinados entre sí: el aumento de las prestaciones puede experimentarse y medirse inmediatamente.

Los ocho programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT “Electric”, “Battery Hold”, “Comfort”, “Smoothness”, “Sport”, “Sport+”, “RACE” e “Individual” están adaptados con precisión a la nueva tecnología de propulsión. Ofrecen una amplia gama de experiencias de conducción, desde eficientes hasta dinámicas. Los programas de conducción adaptan parámetros importantes como la respuesta del propulsor y la transmisión, el comportamiento de la dirección, la amortiguación del chasis o el sonido. Los programas pueden seleccionarse mediante el botón AMG y la pantalla central de la consola central o los botones AMG del volante.

El híbrido de altas prestaciones suele arrancar silenciosamente (“Silent Mode”) en el programa de conducción “Confort” cuando se conecta el motor eléctrico. El icono “Ready” del cuadro de instrumentos indica que el vehículo está listo para circular. Además, se oye un potente y sonoro sonido de arranque típico de AMG como respuesta acústica de la disponibilidad para la conducción, que se emite a través de los altavoces del vehículo. Basta con pisar ligeramente el pedal del acelerador para que el AMG Performance Hybrid se ponga en marcha.

La regeneración puede seleccionarse en cuatro etapas

Como la batería de alto rendimiento está siempre en un intervalo óptimo de temperatura de unos 45 grados gracias a la refrigeración directa, también se puede optimizar la regeneración. Normalmente, una batería se calienta especialmente cuando la potencia de regeneración es alta, por lo que hay que limitar la recuperación de energía. La regeneración comienza cuando el conductor levanta el pie del pedal del acelerador, es decir, en modo de marcha por inercia sin tocar el pedal del freno. Esto carga la batería y crea una fuerza de frenado. Los frenos de las ruedas están protegidos o, dependiendo del nivel de recuperación y de la situación del tráfico, no necesitan activarse en absoluto.

El conductor puede seleccionar cuatro niveles diferentes de potencia de regeneración mediante el botón derecho del volante AMG. Esto se aplica a todos los programas de conducción excepto a “Smoothness”. En el nivel más alto de regeneración, es posible la conducción a un solo pedal. Se pueden recuperar más de 100 kW de potencia a la batería. Otra ventaja de la recuperación: el vehículo no se acelera al conducir en bajadas pronunciadas. El sistema funciona como un freno motor.

Las modificaciones visuales identifican al modelo como un E PERFORMANCE

El rasgo más identificativo del modelo superior de la serie SL es la sección trasera. Las novedades integradas son la tapa de carga integrada y el nombre del modelo resaltado en rojo. También hay embellecedores trapezoidales dobles en los tubos de escape ranurados en el exterior. El distintivo “E PERFORMANCE” en la aleta lateral indica la exclusividad de la propulsión. De serie, el híbrido rueda sobre llantas de aleación AMG multirradio de 20 pulgadas. Están optimizadas aerodinámicamente y pintadas en negro mate con acabado de alto brillo. Las dimensiones en el eje delantero son 265/40 R 20 en 9.5 J x 20 y en el eje trasero 295/35 R 20 en 11 J x 20.

Al igual que en toda la serie, para la versión híbrida también están disponibles numerosas pinturas y detalles de equipamiento individuales. También está disponible el programa MANUFAKTUR con una amplia selección de personalizaciones exteriores e interiores. El color MANUFAKTUR Orange Flame Magno es nuevo y exclusivo. El diseño exterior puede acentuarse aún más con numerosos paquetes de diseño, entre otras cosas. También hay llantas de aleación ligera y forjadas de 20 y 21 pulgadas en diversas variantes de color.

Interior orientado al conductor con amplias opciones de personalización

El interior está pensado tanto para los clientes que buscan la deportividad como para los que valoran el máximo confort. El diseño del puesto de conducción, hasta la pantalla en formato vertical de la consola central, está orientado al conductor y destaca por su armoniosa impresión general. El práctico concepto dimensional de 2+2 plazas ofrece un gran espacio interior.

Uno de los muchos aspectos destacados del interior son los asientos deportivos AMG de ajuste eléctrico. Combinan una buena sujeción lateral con un elevado confort en trayectos largos. Los asientos AMG Performance opcionales con reposacabezas integrados y aberturas de ventilación en los respaldos son aún más deportivos. Tres programas de masaje garantizan un excelente confort para largas distancias. Éste puede aumentarse aún más: El paquete ENERGIZING Plus combina funciones para los asientos y ambientes luminosos para crear relajantes programas de confort.

La amplia selección de tapicerías refleja la gama que va desde el confort hasta la deportividad

Se incluye cuero Nappa de uno y dos tonos, así como la tapicería MANUFAKTUR especialmente elegante en cuero Nappa con acolchado de rombos. El lado deportivo se acentúa con la combinación de cuero Nappa con microfibra MICROCUT y pespuntes de contraste en amarillo o rojo.

Sistema multimedia MBUX con pantallas específicas para híbridos

El sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience) es de uso intuitivo y capaz de aprender. El SL 63 S E PERFORMANCE contiene numerosas indicaciones y funciones específicas para AMG e híbridos. Elementos de menú exclusivos “AMG Performance” subrayan el carácter deportivo. La tecnología híbrida también puede experimentarse visualmente: gráficos de alta calidad permiten visualizar el flujo de potencia del sistema de propulsión. También pueden consultarse datos como la velocidad, la potencia, el par y la temperatura del propulsor eléctrico.

Aerodinámica activa reajustada

También se ha afinado la aerodinámica activa. Está adaptada a la tecnología de propulsión electrificada. El elemento aerodinámico activo, oculto en los bajos de la carrocería delante del motor, contribuye a equilibrar el comportamiento de conducción. Viene de serie en la versión superior del SL. Este perfil de carbono es un desarrollo exclusivo de AMG y está patentado. Reacciona a la posición de los programas de conducción AMG y se extiende automáticamente hacia abajo unos 40 milímetros a partir de una velocidad de 80 km/h. De este modo se crea el denominado efecto Venturi, que adhiere el automóvil a la calzada y reduce la elevación del eje delantero.

Otro componente activo es el alerón trasero extensible perfectamente integrado en la tapa del maletero. Cambia de posición en función de las condiciones de conducción. El equipo de aerodinámica de AMG ha adaptado el software de control del SL 63 S E PERFORMANCE a las mayores prestaciones y ha modificado numerosos parámetros. Influyen en el cálculo de la velocidad de marcha, la aceleración longitudinal y lateral y la velocidad de la dirección. A partir de velocidades de 80 km/h, el alerón adopta cinco nuevas posiciones angulares para optimizar la estabilidad de marcha o reducir la resistencia al aire.

Tren de rodaje AMG ACTIVE RIDE CONTROL con estabilización semiactiva del balanceo

También es de serie el tren de rodaje AMG ACTIVE RIDE CONTROL con estabilización semiactiva del balanceo. Los amortiguadores, regulables en rebote y compresión, disponen también de elementos hidráulicos semiactivos interconectados. Sustituyen a la barra estabilizadora de torsión convencional. Esta tecnología permite reducir los movimientos de balanceo de la carrocería y ofrecer una amplia gama de programas de conducción. La conexión hidráulica de las cámaras de los amortiguadores en las cuatro ruedas tiene lugar a través de las líneas apropiadas y las válvulas de control dentro de los amortiguadores adaptativos.

La conexión de los cuatro puntales y la regulación de la presión de la bomba y las válvulas de conmutación permiten una tasa de resorte de balanceo muy amplia y, al mismo tiempo, reducen los movimientos de balanceo. Dicho en sentido figurado: cada barra de torsión, desde cero hasta rígida, puede ajustarse automáticamente. Esto aumenta el confort en el día a día, ya que incluso las irregularidades de un lado se compensan individualmente. Al tomar curvas de forma dinámica, el sistema hidráulico también reduce activamente la inclinación. Gracias a la elevada caída, el roadster gira con gran precisión.

Al conducir en línea recta, el sistema se abre completamente en función del programa de conducción y de la situación de marcha. El sistema compensa los obstáculos unilaterales que, de otro modo, provocarían movimientos de balanceo. El conductor y los pasajeros disfrutan de una experiencia de conducción mucho más confortable. La reducción de los movimientos de balanceo en las curvas contribuye por igual al confort y a la dinámica de conducción. Las características del comportamiento en los distintos programas de conducción también pueden diferenciarse entre confort y deportividad.

La dirección activa del eje trasero combina agilidad y estabilidad

El SL 63 S E PERFORMANCE también está equipado de serie con dirección activa del eje trasero. En función de la velocidad, las ruedas traseras giran en sentido contrario (hasta 100 km/h) o en el mismo sentido (a más de 100 km/h) que las delanteras. Por tanto, el sistema permite un comportamiento de conducción ágil y estable a la vez.
Características que contrastan entre sí sin la dirección del eje trasero. Otras ventajas son un control más fácil del vehículo al límite y un menor esfuerzo de dirección, ya que la relación de dirección de las ruedas delanteras es más directa.

Facilidad de control y estabilidad: el sistema de frenos cerámicos compuestos de alto rendimiento AMG
En consonancia con los valores de rendimiento y prestaciones, el equipo de frenos cerámicos de alto rendimiento AMG de material compuesto, con pinzas fijas de 6 pistones de color bronce delante y pinzas flotantes de 1 pistón detrás, viene de serie. En comparación con los modelos AMG con motor de combustión pura, son de mayor tamaño: los discos de freno carbonocerámicos en el eje delantero miden 420 x 40 milímetros y en el eje trasero 380 x 32 milímetros. El sistema de frenado impresiona por sus distancias de frenado muy cortas, así como por su eficacia máxima y su estabilidad en caso de uso intensivo. También destaca por su larga vida útil. El material ligero ahorra peso adicional y reduce las masas no suspendidas.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.